Páginas vistas en el último mes

domingo, 31 de mayo de 2015

Ezequiel Endériz (6): Cadenas-El Tercio

Escudo republicano de Pamplona que preside la Puerta principal de la Plaza de Toros
8.1 Pamplona tiene cadenas
¡Vaya que sí tiene! Las tiene en su escudo. Carlos III El Noble, mediante el Privilegio de la Unión (ocho de septiembre, 1423; día solemne, no lo olvidéis), convirtió los antiguos burgos, muchas veces enfrentados, en una Ciudad en paz. Nos lo cuenta muy bien el zorcico de Iñaki Lacunza. Y en el capítulo 15º del Privilegio dice el buen rey cómo debe ser el escudo de la ciudad de Pamplona:
el campo sera de gulean et la cadena que yra alrededor, de oro
Las podemos ver en la misma fachada del Ayuntamiento, arriba a la derecha. Las tienes también en las Escuelas de San Francisco, justo encima del reloj. Con la monarquía... y con la república: en el escudo republicano de Pamplona que preside la puerta principal de la Plaza de Toros.
Pero además de las cadenas de su escudo, Pamplona conserva algunos tramos de las cadenas de Las Navas de Tolosa en el Salón del Trono del Palacio de Navarra. Y según la tradición (esto me lo contó de mocico don Martín Larráyoz) la verja de la llamada Capilla de Las Navas, en el Claustro de la Catedral, se hizo fundiendo la mayor parte de las cadenas que, como trofeo, se trajo el Rey Sancho de aquella batalla.

Escalofriantes imágenes del Desastre de Annual. Recogiendo cadáveres
8.2 Tengo un hermano en el Tercio
La letra de esta  jota tiene, sin duda, mucho que ver con la experiencia de Ezequiel Endériz como corresponsal de La Libertad en la Guerra de Marruecos (1911-27). Esta guerra del Rif fue un verdadero trauma para España. No hubo familia que no tuviera  algún miembro sirviendo en África. El desastre de Annual (1921), en el que miles de soldados españoles fueron pasados a cuchillo en pocos días, tuvo que ser conocido por Ezequiel que estuvo allí (columna dcha, 3ª noticia) por entonces.
En esta  jota Ezequiel nos cuenta la terrible situación de una familia, dos de cuyos miembros están en los cuerpos que primero entraban en combate. Y, para más desgracia, el más pequeño en una de las prisiones más duras en aquella época.
Ezequiel pone a un cuarto de hermano como narrador. Tiene la delicadeza de no hablar de los padres. Seguramente habrían dado en locos.
A veces las jotas dicen mucho más de lo que, a primera vista, parecen decir.

En este panorama desolador sólo la impresionante belleza de Lorena consigue transmitir algo de serenidad al espíritu.
Aquí tenéis las letras (la primera tiene una doble versión):

Pamplona tiene cadenas,
y Tudela su Mejana;
pero valor y virtudes / pero tú a mí no me tienes,
los tiene toda Navarra / porque no te da la gana
Tengo un hermano en el Tercio,
y otro tengo en Regulares;
y el hermano más pequeño,
preso en Alcalá de Henares

Y aquí el vídeo



He subido algunas imágenes sobre estas dos jotas a Facebook. El tema de El Tercio es muy fuerte y, si eres muy sensible, mejor que no las veas. Mejor sólo las de "Pamplona tiene cadenas", las 12 primeras.

sábado, 30 de mayo de 2015

El Fuero del siglo XXI


Me gustó ayer este artículo sobre el Fuero de Iñaki Iriarte. En él expone los rasgos más importantes de un Fuero para el siglo XXI.
Defiende, en primer lugar, la existencia de una identidad colectiva, pero no anuladora o por encima de la individualidad.
Cree que el Fuero no es privilegio sino pacto. Pacto que ha perdurado a través de Repúblicas, Dictaduras y Monarquías.
Finalmente el Fuero es un baluarte frente al independentismo, ya que el Pacto-Fuero implica la co-dependencia con quienes nos rodean.
Por todo ello os lo recomiendo muy especialmente a quienes tenéis otra idea muy diferente del Fuero

Identidad colectiva e individual
Soy consciente de que la idea de que los fueros puedan expresar un rasgo esencial de la personalidad histórica de Navarra y tener alguna vigencia en el siglo XXI, hará sonreír a muchos y que en otros provocará rechazo. La propia hipótesis de que haya algo así como unas “identidades colectivas” les parecerá un mito absurdo. Hace poco leí a un buen amigo escribir que en Navarra había tantas identidades como personas. No me rasgo las vestiduras ante ese escepticismo. La vida humana me parece sagrada. Las identidades colectivas –las que sean-, no. Coincido, además, en que estas deberían ser relativizadas y que habría que insistirle a la gente que, por encima de todo, somos individuos y en que debemos atrevernos a ser mayores de edad -y no eternos infantes, perezosamente instalados en la “casa del padre”-. Admito también que sería preciso predicar un cierto “laicismo identitario” y que cuando las identidades se convierten en el eje del debate político, es muy posible que la libertad salga perjudicada.
Sin embargo, sí creo en la existencia de esas identidades colectivas. Nos basta con viajar para comprobar que la sociedad de un país es diferente a la de otro. Son diferentes porque los individuos que las componen comparten cosas diferentes. Cosas tan variadas como la arquitectura que los rodea, la comida o la forma de relacionarse padres e hijos. E, inevitablemente, todo ello condiciona la personalidad de los individuos que habitan en ellos. 

Voluntad de Pacto
Alguien me dirá: “De acuerdo, pero, ¿qué tiene que ver todo esto con los fueros?” Pienso que mucho. Desde hace cerca de 175 años, desde la famosa ley de 1841, la mayoría de los navarros hemos concebido nuestro ser colectivo en relación al Fuero. Un Fuero que comprendemos no tanto a partir de cuestiones jurídicas concretas -como la libertad de testar o las donaciones intervivos-, cuanto como la expresión de una voluntad explícita de pacto y, ligado a este, la defensa de una amplia autonomía fiscal para Navarra. Es posible que el Fuero General de Navarra de 1238 tenga poco que ver con esta interpretación nuestra, pero, para qué vamos a engañarnos, tampoco la democracia ateniense tiene demasiado que ver con la democracia moderna y, pese a todo, mantenemos el mismo término. En cualquier caso, lo que me parece innegable es que 1841 contribuyó a crear una cultura del pacto y, con ella, una fórmula de convivencia entre Navarra y el resto de España que ha tenido el mérito de perdurar a través de repúblicas, dictaduras y monarquías. Lo cual no me parece nada desdeñable.

Con el Otro, no contra el Otro
Vincular el fuero a la identidad de Navarra implica, a mi modo de ver, muchas cosas buenas. Lo más fundamental es que todo pacto requiere reconocer al Otro como un interlocutor válido, como un igual, como alguien a quien se le puede estrechar la mano y con quien es posible alcanzar acuerdos. “Acuerdos”, digo, y no “treguas”; acuerdos duraderos, hechos para sobrevivir al ir y venir de las generaciones. Esto, a su vez, exige responsabilidad, madurez, perspectiva, visión del largo plazo. Dicha lógica se opone diametralmente a la de quienes comprenden la identidad y la historia como una interminable lucha contra el Otro, un enemigo que, se supone, nos ha perseguido a lo largo de los siglos y que sólo busca robarnos el ser, la lengua, la independencia, la memoria y hacernos desaparecer. Una interpretación, esta última, propia de adolescentes enfurruñados y que condena a la sociedad navarra al victimismo y a la inmadurez. Por el contrario, la idea de un pacto-fuero sirve para resaltar que no estamos solos en el universo, que somos co-dependientes de quienes nos rodean y que, por eso, la independencia es un deseo absurdo. Fuero supone valorar la convivencia, afirmar que lo que nos define como pueblo es la voluntad expresa de negociar, de argumentar, de ponernos en lugar del Otro y, así, acertar a conciliar sus intereses con los propios. Fuero es prudencia, cautela, obligarse a cumplir con lealtad la palabra dada, atenerse al “Derecho” y, por tanto, tenerlo. En definitiva, dejar de lado rencores y heridas imaginarias, y centrarse, legítimamente, en lo concreto, en lo tangible, en el huevo. Como puede comprobarse, estos no son valores que vayan en contra de la libertad individual, la igualdad y la fraternidad. Y mucho me temo que el retroceso de esta noción del Fuero como pacto en la sociedad navarra solo producirá el avance de esa otra manera de entender la identidad colectiva, pueril, simplista y peligrosa.

Iñaki Iriarte López es profesor en la EHU/UPV y electo al Parlamento de Navarra por Unión del Pueblo Navarro

viernes, 29 de mayo de 2015

José de Aguilar, de Tomelloso: "Torito bravo"

...no te asustes, mi serrana, pon en tu mano morena un terrón de azúcar blanca
“Yo recuerdo que en mis años de niño, allá por la mitad de los cuarenta del siglo pasado, en Albacete se organizaban sistemáticamente cazas de "maricones", como les llamaban entonces, de las que unas veces eran ejecutores los jóvenes camisas azules y otras los soldados del cercano Cuartel de Aviación de los Llanos. Pero unas y otras se limitaban a propinar al desgraciado que caía en sus manos una soberbia paliza y, en algunos casos,  a conminarle a abandonar la ciudad, como así hicieron con un gran cantante de la  época, José de Aguilar, que más tarde sería buen amigo mío. Junto con él hubieron de salir, también, sus hermanos y la familia al completo”

jueves, 28 de mayo de 2015

Estamos aPAÑaOS


No es bueno hacer leña del árbol caído, pero tampoco olvidar las tremendas consecuencias que han tenido los insultos gravísimos que Diego Paños, candidato de Ciudadanos, profirió contra Joaquín Galve, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, en una conversación privada con un ex candidato de su partido cuya grabación oculta (pincha para escucharla) ha salido a la luz pública.
Dice de él que es "un vago", "un cubatero" que "no tiene ni puta idea como juez"...

Invalidado para la política
La filtración de la conversación es un acto de pura venganza política contra Paños desde la suciedad de un procedimiento torticero. Pero las palabras del candidato de Ciudadanos constituyen, a su vez, un error mayúsculo, por mucho que fueran dichas en una conversación privada. Denigran a un magistrado y resultan además totalmente impropias de alguien que presume de liderar una fuerza regeneracionista. 
La petición pública, aunque no personal, de disculpas de Paños ante el presidente del TSJN no sirve para remediar el mal hecho. Lo único claro es que el escándalo deja a Diego Paños invalidado para ejercer la política en la etapa regeneracionista que se abre desde el lunes.

Consecuencias electorales


Ciudadanos se quedó a 200 votos de un escaño que se fue para Geroa Bai.
Ciudadanos rozó su escaño. Con apenas 215 votos más, habría superado la barrera del 3%  exigido para lograr un puesto en el Parlamento foral. De haberlos logrado y de haber superado los 10.000 apoyos (se quedó en 9.826) Diego Paños habría ganado un acta de diputado que perdería, por los cálculos de la ley D’Hondt, Geroa Bai.
De haberse dado este supuesto, se habría producido el empate a 25 escaños entre los dos bloques que se enfrentaban en las elecciones del domingo:
  •  el que por un lado conformaban UPN (15), PSN (7), PP (2) y Ciudadados (1)
  •  y el que unía a Geroa Bai (8), EH Bildu (7), Podemos (7) y Izquierda-Ezkerra (2).

Pero dejemos lo que podía haber sido. La realidad es que Uxue Barcos se perfila como la futura presidenta de Navarra y que, para que Bildu acepte no entrar en el gobierno de Navarra, le concederá probablemente la alcaldía de Pamplona (ver imagen).
Pues nada. Señores líderes de Ciudadanos en Navarra: muchísimas gracias de parte de todos los navarros constitucionalistas que estamos por una Navarra diferenciada.
Eskerrik asko, C's!

miércoles, 27 de mayo de 2015

Pamplona, Casas Regionales, sesión tarde

Laly y Rafa interpretarón la Jota del Glorioso San Fermín, esa que nos hace llorar a todos los navarros en la Plaza del Consejo en las mañanitas del 7 de Julio. 
Iñaki Reta nos contó (Cuando yo me muera) lo que pensaba hacer para el día que vaya al Cielo. Josu Hernandez, en cambio, nos recordó (El día que yo nací) lo que le pasó el día en que nació. En ambos casos, siempre Navarra y la Jota.
Para terminar su actuación cantaron Que la nieve ardía, precedida de la entradica Adiós, Pamplona, que solíamos cantar en el autobús, siempre que nos llevaban de excursión

El Grupo de danzas y dulzaineros  “Añoranzas” interpretaron Jota de la Niña y Jota de la Perra


21. Casa de Andalucía
Sevillanas, Bulerías y Rumbas


22. Casa de Galicia: Muñeiras
Os fillos de Breogán
Jota Guindilla del Palancar y Ronda cacereña


24. Castilla y León
Grupo de danzas y dulzaineros  “Añoranzas”
Danza del Arbolito y Jota de Villamoronta


25. Casa de Galicia: Muñeiras
Os fillos de Breogán


26. Hogar Extremeño de Navarra
Fandango extremeño, Siberia-Casorio, Aceitunas


27. Todos: Pamplona, perla del Norte
Este pasodoble de Turrillas, que los pamploneses hemos hecho nuestro, es junto al Iruña, verde esmeralda, de Olóriz y Lacunza, el auténtico himno de Pamplona. Y fue capaz de unir en un cante y baile común a todos los participantes, emocionándonos a todos. Fue el broche de oro de este Primer Encuentro de las Casas Regionales:


Pamplona, perla del Norte
(Manuel Turrillas)
En esta hermosa Navarra,
tierra ideal donde nací,
en donde tengo mis amores,
donde siempre dichoso yo viví.

Hay una perla guardada,
con la que sueña mi ilusión;
ésta es Pamplona, mi adorada,
a la que siempre quise con todo el corazón.

Pamplona,
tú eres la perla del norte,
un rinconcito de España,
donde se vive feliz.
Pamplona,
dentro del alma te llevo,
y aun que esté lejos, muy lejos,
nunca me olvido de ti.

Junto a sus viejas murallas
crece la rosa y el jazmín;
en sus jardines primorosos,
donde un cielo de amores conocí.

Son muy famosas sus fiestas,
con el encierro y su emoción;
al arte dio grandes figuras,
y quien la visitara, ya nunca olvidó.


Pamplona, Pamplona,
nunca me olvido de ti.

28. Jokine: La Tarántula (Zarzuela La Tempranica)
La fiesta continuó por los bares de la Plaza del Castillo, a pesar de que a alguien le picó un tarántulo dañino. Vaya voz, Jokine!


Si quieres ver unas fotos que he subido a Facebook...
Y algunos sabrosos comentarios...
O estos otros...

domingo, 24 de mayo de 2015

Pamplona, Primer Día de las Casas Regionales (1)

Grupo Raíces y Brotes, de Extremadura
Ayer tuvo lugar en Pamplona el 1er Encuentro de las Casas, Hogares... de miembros de otras Comunidades que viven aquí, en Navarra.
Navarra y Pamplona acogieron con los brazos abiertos a todas estas personas que se han integrado perfectamente y que, precisamente por ello, no quieren perder sus raíces y han hecho un importante esfuerzo por recuperar su folclore.
El Grupo navarro Pamplona Canta y, concretamente, Laly Jausoro, organizadora del evento, ha agradecido la presencia en la Plaza del Castillo de las diferentes Casas Regionales que nos han regalado a todos una jornada memorable. Estamos seguros de que este Primer  Día no será el último, ya que tanto los participantes, como el numeroso público, disfrutaron de lo lindo con las diferentes actuaciones.
A todos ellos, muchas gracias.

1. Casa de Castilla y León
El Grupo de danzas y dulzaineros “Añoranzas” hicieron así su entrada en la Plaza del Castillo:


2. Himno de Navarra
El mismo Grupo dulzaineros “Añoranzas” interpretaron solemnemente el Himno de Navarra:

El Grupo Raíces y Brotes interpretó Ronda Cacereña y Ronda guindilla-Palancar


4. Hogar Extremeño de Navarra
Grupo Raíces y Brotes. Ronda guindilla-Palancar:


5. Pamplona Canta e invitados
"No tiene el mundo fronteras"


6. Castilla y León. Jota La Niña
Grupo de danzas y dulzaineros “Añoranzas”:


7. Castilla y León. Jota 2 La Perra
Grupo de danzas y dulzaineros  “Añoranzas”


8.  Lar gallego. Muñeira 1
"Os fillos de Breogán


9. Lar Gallego: Muñeira 2
Os fillos de Breogan


10. Pasacalles general
A continuación, todos los grupos iniciaron un pasacalles alrededor de la Plaza del Castillo


11. Pasacalles navarro
Pamplona Canta e invitados:


12. Hogar extremeño.  Coplas


13. Hogar extremeño.  Coplas y Jotas



14. Pamplona Canta. Jotas
La que en Navarra se canta y La alcuza


15. Pamplona Canta. Pasacalles



16. Pamplona Canta. Jotas
Roberto Urrutia: Hay silencio en el Irati. Rafa González: Se corta una rama verde



17. Pamplona Canta. Jotas (2)
Hermanos Hernández: Cuando yo canto la jota. Laly Jausoro e Iñaki Reta: En Las Navas se ganaron




18. Casa de Andalucía. Por Sevillanas
Siquiera un pequeño aperitivo de la sesión de tarde:



Si quieres ver unas fotos que he subido a Facebook...
Y algunos comentarios...

Esta entrada continúa en Pamplona, Casas Regionales, sesión tarde

sábado, 23 de mayo de 2015

Gallo es Ollarra; tu voto, Navarra


El 10 de enero de este 2015, con motivo de mi pequeña ekintza, escribía yo en mi blog:
José Javier Uranga ha sido, desde el 62 hasta el 90 director de Diario de Navarra. Le tocó el final de la dictadura, la transición y los comienzos de la democracia. ETA atentó el 22 de agosto del 80 contra José Javier para que se callara, por miedo a la influencia de su palabra. Le pegaron (ni el mismo lo sabe) entre 20 y 30 tiros, recibiendo, además, el tiro de gracia (¡maldita la gracia!) por parte de Mercedes Galdós (haz favor de leer el enlace). Tras más de un año de ausencia forzosa, el 6 de septiembre de 1981, Ollarra, José Javier Uranga, volvió a firmar en Diario de Navarra. Con la misma alegría y más
fuerza, si cabe, que antes.
Por cierto, asesinos, alimañas, ¿sabéis que José Javier va a cumplir 90 añitos? Ollarra (oilar: gallo, por el Gallico de San Cernin), vivito y coleando, es el mejor símbolo de vuestra derrota.

Unos días después, recibía, de Víctor Manuel Arbeloa, estas líneas:
José Javier Uranga, ya ciego y sordo, no puede agradecerte, pero te agradecemos sus amigos y los que le  seguimos durante muchos años denunciando el horror y el terror de ETA y sus múltiples brazos, incluido el brazo perezoso de los que no hicieron nunca nada...
Cuando ayer, en el Erreka, abrí el periódico, me dio un vuelco el corazón. Ahí estaba, a sus 90 años, arengándonos a todos los navarros desd'el gallo de San Cernin, el incombustible Ollarra.
Navarra SOS
DESD´ EL GALLO DE SAN CERNIN 
Navarra está viviendo unos momentos peligrosos y emocionantes. No es la primera vez; durante 14 siglos se ha visto en circunstancias muy graves. Los moros llegaron a Pamplona y enterraron sus muertos en la Plaza del Castillo. Durante la Edad Media se mantuvo en equilibrio gracias a sus diplomáticos y a las bodas de sus guapas infantas que reinaron en distintas monarquías españolas y pasaron los Pirineos y el Mediterraneo.
El Duque de Alba la conquistó por orden del Carlos V (corrección: era Fernando el Católico). El Reino se dividió entre francófilos e hispanófilos y en los pactos con Castilla salvó sus Cortes con un Virrey como el de las colonias de América. Y así funcionó hasta 1839 donde tuvo que volver a pactar perdida una guerra carlista que no hizo, renunciando a muchas de sus instituciones. El pacto teóricamente sigue vivo.
Hoy la situación, aunque en paz, es muy grave. Nos jugamos todo un pasado cargado de glorias y fracasos; y puede ser definitivo. Se nos presenta un menú de ocho platos, algunos con veneno. En anteriores elecciones había fundamentalmente dos partidos y el tercero minoritario. Hoy no sabemos qué va a pasar. Se estrenan dos nuevos: Podemos y Ciudadanos. El primero coincide con Bildu y hay presos de Eta que le apoyarán porque comparten sus doctrinas y extremismos.
El PSN está cayendo de elección en elección. Su secretario general Pedro Sánchez ha prohibido los convenios con Bildu pero aquí se han entendido muchas veces en temas importantes en el Parlamento. Dudamos, a pesar de su navarrismo, de sus futuras alianzas. En las últimas elecciones se inclinaron abiertamente por los nacionalistas y fue Zapatero el que les cambió el rumbo. ¿Qué pueden hacer después del domingo?
Muchos confiábamos en Ciudadanos pero como navarro yo no puedo votarles. Albert Rivera ha dicho claramente que Navarra y el País Vasco debían de perder sus “privilegios”. Su desconocimiento de la Historia de España y más todavía de Navarra y del País Vasco es decepcionante. Nada tenemos que ver los primeros con los segundos. Navarra tiene la historia esbozada arriba y además ha sido quien ha contenido, por lo menos hasta hace cuatro años, la entrada de los descendientes de Sabino.
En estas elecciones no me importa demasiado, porque es difícil tener fe en las ofertas edénicas que hacen los partidos que van desde la bajada de impuestos a un rápido e imposible paro del paro. Lo que me afecta personal y públicamente es la pérdida de la personalidad navarra.
El PNV, ahora con manto de Geroa Bai, declaró públicamente que su fin es integrarnos en Euskalherria. Luego su candidata ha dulcificado sus palabras diciendo que no utilizará la transitoria cuarta. No es tonta. Ni yo, ni tampoco Carlos Salvador. Sería muy difícil que ganase el referéndum porque todo navarro en el fondo tiene su orgullo local. La técnica de euzkadizarnos será más refinada entrando en las instituciones y ayuntamientos poco a poco, sin prisa, porque juega con el tiempo, pero sin pausa. El arma que utilizarán es el “batúa” llevándolo hasta más allá del Ebro. No encuentro entre los partidos que conozco –excepto UPN y PP- que garanticen la continuidad de Navarra. Si hay otros, que se apunten. Por lo menos que nos la dejen como está.
Navarra ha sido y es española por la geografía y la historia. Nuestro Fuero General justifica a los reyes propios como descendientes de los de España. En el siglo XIII se describía en un documento roncalés los lindes de una misma finca situada en Hispania y en las Galias. Y hoy nuestras cadenas ocupan un cuartel del escudo español.
Qué haya suerte… y navarrería.                                                                                Ollarra
Yo, aunque, como tú, no estoy de acuerdo con muchas cosas, sólo puedo deciros:
"haced lo que él os dice: ¡votad, y votad Navarra!"

viernes, 22 de mayo de 2015

Ezequiel Endériz (5): La Mejana-El Arga


7. 1 Qué delantal más tirano
Me he vuelto loco con la primera de estas dos jotas que canta Raimundo. ¿Qué significa eso de "Qué delantal más tirano que llevan las tudelanas"?
Eslava "Hortelana, (homenaje a la verdura)"
En Internet no he encontrado ninguna explicación de esta jota, por lo que me he puesto a cavilar por mi cuenta y riesgo. 
Primero he pensado que se trataba de una denuncia que hacía Ezequiel por las condiciones (tiránicas) de trabajo de aquellas tudelanas. Esas asalariadas estarían representadas por el delantal (la mandarra); una especie de sinécdoque, como cuando al escritor se le sustituye por la pluma. Pero como Endériz no aporta ninguna pista más (por ejemplo, la tristeza, las quejas de esas mujeres explotadas...) la he descartado.
Luego, he pensado si eso del "delantal tirano" no se referiria a la forma del delantal. Que fuera muy rígido (como los tiranos), que tapara las formas femeninas para hurtarlas de las miradas masculinas...
Hasta que he caído en la cuenta de que esa tiranía del delantal también podía entenderse al revés: como una prenda que aprieta, que se ciñe al cuerpo porque las tiras, los tirantes (tiranos) están muy apretados (ver imagen). 
Y es en ese momento cuando he encontrado un testimonio  (pág. 15) que confirma esta 3ª versión:
La escultura muestra a una hortelana que calza abarcas y viste un delantal tirano que se ciñe a las formas de su cuerpo...
Se refiere a la escultura de Eslava "Hortelana, (homenaje a la verdura)". 
Y me he quedado ya tranquilo.
Así que a las acepciones del DRAE de la palabra "tirano" habrá que añadir: "aquella prenda que aprieta, oprime y se ciñe al cuerpo". Y me extraña que el tudelano José María Iribarren no la recoja en su "Vocabulario navarro".
***

¡Qué hermosa tierra es mi Navarra!
7.2 Las golondrinas cantaban
(pincha)
En casa aprendimos de los padres el viejo romance "La antigua y noble Vasconia", y cantábamos algunas de las estrofas, privilegiando las que tenían que ver con Pamplona ("En el monte de Irurita principia su curso el Arga; por frente y junto a Pamplona risueño y alegre pasa"). Siempre me han recordado esos versos a esta jotica de Endériz, "Las golondrinas cantaban". Por eso, en el vídeo, se me ha ido un poco la mano hacia las imágenes del Arga por Pamplona.
Me he fijado que en esta jota no se sigue el orden habitual de versos (2, 1, 2, 3, 4, 4 y 1). Empieza, normal, por el 2º, suelta luego toda la copla; pero en vez de repetir el 4º verso y rematar con el 1º, repite, en su orden, el 3º y 4º: 2, 1, 2, 3, 4, 3 y 4. ¡Vamos, como las Alegrías gaditanas!

Aquí tenéis ambas letras:
¡Qué delantal más tirano
que llevan las tudelanas,
por la mañana temprano,
cuando van a la Mejana!
En las orillas del Arga
las golondrinas cantaban;
y en sus trinos repetían:
¡qué hermosa tierra es mi Navarra!
Y aquí va el vídeo:

miércoles, 20 de mayo de 2015

Desde Navarra al Rocío


Ya van saliendo para el Rocío los primeros grupos de navarros que desde este viernes, 22 de mayo, hasta el lunes, día 25 celebrarán la Romería de 2015 con motivo de la Fiesta de Pentecostés (50º día después de la Pascua de Resurrección).

Algunos datos
El Rocío es un aldea del municipio de Almonte, en la provincia de Huelva, situada a 55 km de Huelva. En ella se celebra una importante peregrinación mariana, la Romería del Rocío. El pueblo cuenta con 1.635 habitantes (INE 2008), si bien durante la romería de Pentecostés el número de visitantes ha llegado a alcanzar la cifra de aproximadamente un millón de personas.
La primera referencia a una ermita con culto mariano en esta zona data de la primera mitad del siglo XIV y se encuentra en el Libro de montería de Alfonso XI, en que se menciona una «ermita de Sancta María de las Rocinas». En 1587 Baltasar Tercero Ruiz funda en la ermita una capellanía, y a mediados del siglo XVII cambia el nombre de Santa María de las Rocinas a Virgen del Rocío, se fundan las primeras hermandades y Almonte proclama a la virgen patrona de esta localidad.

Fran, Pili y Paco
¿Qué es el Rocío?
El Rocío es una aldea, pero si sólo fuera eso, no pasaría de 1.600 habitantes a más de un millón. 
El Rocío es una imagen, una imagen de una Virgen muy bonita; pero en los museos hay preciosidades y no se llenan. 
El Rocío es alegría, es música, es juerga; y eso atrae a mucha gente que necesita salir de una vida anodina y tristona.
El Rocío es nostalgia, recuerdo emocionado de tus padres, tus tíos que te llevaron de niño. Es recuperar tus raíces, tu familia.
Pero, a mi juicio, el Rocío es, sobre todo, encuentro. Con tus paisanos, con tus amigos, con tu pueblo. Y, sobre todo, encuentro contigo mismo, con lo mejor de ti; con ese cachito de ti que a veces se te olvida que es lo mejor que tienes.
Rocío es mirarte en el espejo, y decirte en serio (eso sí, con un punto de cachondeo): "Te quiero".

¡Ese Patxi! A que se te enfada La Dolorosa...
Vídeos de 1943 y 1970
He sacado del NO-DO, fuente inagotable de información (en algún caso muy manipulada, como se ve en el vídeo del 43) del periodo franquista, dos vídeos, que he unido en uno, y que muestran la profundidad y popularidad de esta antiquísima tradición.


A todos los que allí vais desde Navarra, ¡¡¡BUEN ROCÍO  Y BUEN ENCUENTRO!!!
Buen Rocío, y un acertijo:
¿Cómo se llaman los de Almonte cuando saltan la reja?
(saltamonteños, jajaja)
Algunos simpáticos comentarios de Facebook

lunes, 18 de mayo de 2015

1961. Encierros No-Do: colgado del antebrazo (Actualización)

Javier Mendióroz Olleta: El 10.07.61, fue corneado en el callejón 
por un toro que le atravesó el antebrazo, levantándolo en vilo.
Javier Mendióroz Olleta
El 10.07.61, fue corneado en el callejón por un toro que le atravesó el antebrazo, levantándolo en vilo. La pregunta del millón es cómo pudo soltarse y escapar de esa situación tan terrible. A ver si Javier se anima a contárnoslo.
Decía a DN hace unos años (15.07.09) la viuda de Francisco Javier Carlos Retegui Zubieta, Machús Ruiz de Azagra:
"Javier Mendioroz Olleta venía todos los años a la tienda a hablar con nosotros y a enseñarnos la cicatriz que le había dejado la cornada en el brazo. Esta foto también estaba siempre en el escaparate. A Javier (Zubieta, su marido, entiendo yo) le encantaba el contraluz que hay en el callejón a la hora del encierro. Decía que era una luz preciosa. Cuando la gente veía el escaparate, desde dentro de la tienda siempre sabíamos cuándo habían visto esta foto porque todo el mundo gritaba. Impresiona mucho. Sin embargo, está ya muy gastada de tanto verla. Javier siempre decía que es una pena que ocurra esto porque, las mejores fotos, se convierten en un símbolo, acaban siendo míticas y justo por eso acaban cansando. Mueren de éxito. Él opinaba esto de esta fotografía en concreto".
De ese contraluz del callejón, de las alargadas sombras que se producen en ese misterioso canal del parto del encierro, hoy podremos disfrutar largo y tendido con las impresionantes imágenes del No-Do que hoy os ofrezco.
Que un cuerno pueda atravesar un antebrazo, levantando en vilo a su propietario, Javier Mendioroz, puede resultar sorprendente para más de uno. Pero en tres imágenes que he subido a Facebook se ven cosas aún más increíbles.

Vicente Urrizola Istúriz
Actualización 08.02.16: Hoy he tenido el honor de hablar con Iñaki, el hijo de Vicente. Quería aclarar las dudas, confusiones, errores que -como habéis visto- corren por la Red sobre la trágica muerte de su padre. Él había leído lo que se decía en este blog y me ha dejado todo perfectamente claro. Cuando su padre murió, él sólo tenía tres meses, así que su testimonio viene avalado por lo que le contaron -ya de mayor- su madre y sus tíos. Se ha comprometido a enviarme una foto, no de la cogida, que no existe, sino de su vida normal, para que tengamos algún testimonio de cómo era físicamente Vicente. Me va a contar más detalles, pero de momento voy a poner en negrita los datos que me ha garantizado que son los correctos, manteniendo, de momento al menos, el escrito original:

El mozo, anónimo, quedó inerte (ver vídeo)
Vicente fue la nota trágica de aquel año de 1961. Su muerte en el encierro pasó en un primer momento desapercibida. Que yo sepa, no hay ningún testimonio gráfico de lo que ocurrió. Además las noticias que de ello tenemos resultan contradictorias. Unos dicen que sucedió en el encierro del día 7, con toros de Ordóñez. Otros que fue el 9, con los Domecq. Que si fue en Santo Domingo, cerca del Ayuntamieto; otros que a la altura del Hospital Militar. Hay quien defiende que una cornada en la región occipital fue la culpable; pero algunos dicen que, levantado por el toro, una mala caída le rompió la columna. Tampoco es seguro si murió el 9 ó el 10.
Lo único cierto es que falleció a consecuencia del encierro, que tenía 32 años y que era pamplonés (de la calle Descalzos).
Y que su viuda (esto lo dice el blog de La Perla) fue nombrada por el Ayuntamiento "empleada municipal de nómina y plantilla", con el fin de mitigar la pena.
Al no haber ningún testimonio gráfico, he señalado unas escenas escalofriantes de la caída de un mozo a los pies de la manada (ver imagen pequeña, sacada del No-Do) en la Cuesta de Santo Domingo, a la altura del Ayuntamiento, por si alguien es capaz de descartar o reconocer en ellas al infortunado Vicente. Quizás su propia viuda o su hija (me acaban de decir que la viuda falleció hace 3 años y que la descendencia de Vicente no fue una niña, sino un hijo), nacida ese mismo año, nos puedan ayudar.

1961: Tensión y relajación exultante
Cogidas en el ruedo. Vídeo 1961
La verdad es que este vídeo con los encierros del 61 resulta especialmente emocionante, con carreras preciosas, choque de dos astados, quites de valientes que se llevan al toro, salvando a los caídos de cornadas seguras... Pero llaman poderosamente la atención dos largas cogidas en el ruedo, larguísimas, eternas, con ambos implicados levantados por los aires. Aunque los dos mozos visten parecido y tienen un aspecto similar, se trata de dos cogidas distintas. La primera, milagrosamente, se salda sin aparente mayor daño. Las palabras del locutor (que he tenido que adelantar, ya que en el no-do original se producen mientras aparecen imágenes de las vaquillas) nos dicen que la segunda cogida sí que tuvo consecuencias, pero, como sabemos, no fueron mortales. La única muerte a consecuencia del encierro en el 61 fue, como ya hemos dicho, la de Vicente.

Actualización 21.11.16
He encontrado este vídeo que fue publicado el 03 jul 1961, osea, como aperitivo para las fiestas, en el que se habla de una exposición sobre los Sanfermines en Madrid. Aparecen, también un grupo pamplonica de Danzas que muestran parte de su repertorio, de "remota proceridad" (¡vaya!).


Ya decía yo que la foto de la dcha (portada del vídeo) me sonaba. Es una imagen de Bozano, del 1958. Abajo se ve bien que, a pesar del apuro, no escupe el cigarro.
He creado en Facebook un álbum impresionante con imágenes de los sanfermines de 1961 (y algún año más).
También puedes ver algunos comentarios

sábado, 16 de mayo de 2015

Navarra por alegrías

¡Paco, te echamos mucho en falta!
Ya me avisó Ezequiel Endériz en su artículo La Jota (1949):
Si exceptuamos a Andalucía, donde la Jota se disfraza tras de ese baile que se llama “Alegrías”, ¿en qué tierras de España no hay un poco de Jota? 
Pero ha sido Izaskun quien me ha puesto sobre la pista de que en ese palo del flamenco, las alegrías, eran bastante habituales las referencias a Navarra.
Las alegrías, palo festero (festivo, que invita al baile), forman parte del grupo de las cantiñas, típicas de Cádiz, los Puertos y Jerez de la Frontera. Por eso se conocen también como cantes de Cádiz.
Al parecer, conservan frases populares en el área gaditana durante los años de la Guerra de la Independencia. Se dice que las alegrías derivan de la jota navarra y aragonesa, que arraigó en Cádiz durante la ocupación francesa y la celebración de las Cortes de Cádiz (1808-12). De ahí las referencias, en sus letras clásicas, a Navarra, Zaragoza, el Ebro, la Virgen del Pilar.
Aquí tenéis algunos ejemplos:

Por pasar el Ebro a verte,
yo le di un duro al barquero;
los amores de Navarra
son caros, pero son buenos

¡Navarrito, navarrito,
qué bien te pega la gorra!
¿De que regimiento eres?
¡De Navarra soy, señora!
La Virgen del Pilar dice
que no quiere ser francesa,
que quiere ser capitana
de la tropa aragonesa


Sé que te llamas María,

por apellido Rosa;
vale más tu dulce nombre
que el Pilar de Zaragoza

Las dos coplillas navarras son deliciosas. 
En la del barquero hay otras versiones en el último verso aún más graciosas: "son caros, pero mu buenos". Tener que soltar un duro por cruzar el Ebro era un fuerte desembolso (más que el jornal de un día; así me decía mi padre que le pagaban de mozo por plantar pinos detrás de la Higa), pero, por lo que dice la copla, bien merecía la pena.
En la segunda, la del navarrito, nuestro soldadico, seguramente no muy alto, pero de buena planta y, ante todo, muy educado ("señora", le dice a la moza), cuando se le pregunta por el regimiento (si es de infantería, caballería...), le sale del alma su tierra con un giro vasco en el orden de las palabras: "¡de Navarra soy..!".
Escuchémoslas:



Más comentarios de Face