Páginas vistas en el último mes

lunes, 19 de junio de 2017

1951: derribo del Ayuntamiento. 1952: Chupinazo extraño


El derribo del Ayuntamiento proporcionó imágenes imágenes insólitas y tuvo consecuencias (Chupinazo del 52, Fuente de los Delfines, los Curriños...) insospechadas.

Noviembre del 51: Crónica de Baroga
Tiene gracia José María Baroga al hablar de "reformas y ampliaciones en la vieja casa Municipal" cuando se trató de un derribo completo, dejando tan solo la fachada, y su sustitución por un edificio (compara) de una planta más y que se prolongó hasta la puerta del mercado. Me pregunto si habrían pedido permiso.
"Entrado ya el mes de Noviembre (1951), concretamente el día 4, y ante la presencia de los pamplo­neses que rebosan de la Plaza Consistorial, se efectúa la clausura de la vieja Casa Municipal, donde van a hacerse reformas y ampliaciones. Con un ce­remonial severo y alegre al mismo tiempo. El teniente de Alcalde don José María Pérez Salazar lee el bando del día. Luego se arrían las banderas, bailan los gigantes, los chistularis tocan el «Agur Jaunak», suenan los clarines y timbales... Cierra la puerta el Alcalde y se inicia la marcha hacia el edificio provisional.
Abriendo marcha los Gigantes, Cabezudos y Zaldis. Luego los danzaris. A continuación, solemne y orondo, el conserje don Francisco Abárzuza, lle­vando en bandeja de plata el Libro de Actas. La bandera de la Ciudad, portada por el concejal sín­dico don Joaquín Asurmendi y las orlas, el doctor Madoz y don Jesús González. Luego la Corporación seguida de los dos Jefes de la Guardia Municipal y Rural don Enrique Gálvez Cañero y don Valeriano Navarro. Cerrando la comitiva la Banda dirigida por el maestro Cervantes.
Y se dirigen por Zapatería, San Antón, San Miguel, cortando por Sarasate, calle del Vínculo, a las instalaciones provisionales de «Artes y Oficios».
Un día de jolgorio para la Ciudad y por un motivo realmente excepcional. Pasarán varias gene­raciones hasta que se presente de nuevo."
Fachada y contrafachada del Ayuntamiento de Pamplona
Sólo fachada
En Noviembre de 1951, siguiendo un proyecto de Yárnoz, se derribaba el viejo ayuntamiento, dejando sólo en pie la fachada de estilo Rococó de José de Zay y Lorda realizada en 1755, pero que en la parte alta fue modificada un año después por Juan Lorenzo Catalán. La fachada es lo único que queda del edificio de entonces.
Ésta es la imagen, desde Santo Domingo, en todo su esplendor:

Me dice mi amiga Paqui Soto que su padre estuvo allí trabajando con Huarte y Cia. Quizás sea alguno de los de la foto.
Lógicamente, la corporación tuvo que trasladarse y lo hizo al edificio que ocupaba la Escuela de Artes y Oficios y la Alhondiga Municipal, en la plaza de la Argentina, desde donde se lanzó el chupinazo de 1952. Hay alguna página que dice que el cohete de 1953 también se lanzó desde la Plaza de la Argentina, pero no es cierto. 
El chupinazo de 1953 se celebró ya en la Plaza Consistorial, como señala la hemeroteca de Diario de Navarra.

Chupinazo 1952: raro, raro
El cohete se disparó a las doce del mediodía del día 6 pero, ante la ausencia de un reloj que diese las campanadas, se tomó como referencia las campanas de la iglesia de San Nicolás. Otra nota atípica del chupinazo fue la participación en el mismo, con su charanga, de la Peña La Única.
Esta nueva ubicación del consistorio pamplonés también afectó, en la tarde del día 6, al recorrido del ¡riau riau!; éste recorrió la calle del Vínculo, cruzó perpendicularmente el Paseo de Sarasate, y prosiguió por las calles San Miguel, Eslava y Mayor. “Diario de Navarra” recogió muy bien lo que supuso aquello: El paso por el tubo que suponen San Miguel y Eslava resultó de agobio. El público, apretujado, formaba una masa espesa que se movía con dificultad. Allí se “mascaba” el calor y el sudor (...). La corporación cubrió el recorrido en 45 minutos.
A pesar de que el derribo fue en noviembre del 51, en los encierros de 52 las imágenes del nodo nos muestran que dos plantas de la estructura del nuevo edificio ya están levantadas. Debieron de trabajar duro Pedro Soto y sus compañeros de tajo:

La Fuente de los Delfines
Me gustaría también que os fijarais en la fuente de la imagen de cabecera. Se trata de la Fuente de los Delfines que, con las obras del Ayuntamiento en los años 51 y 52, se vio empujada a trasladarse y hoy se encuentra en la Plazuela de San José. Dice alguna página que está en esta Plazuela de San José desde 1952, pero yo me permito dudarlo. Tuvo que ser más tarde. Quizás en el 52 se quitó y se guardó en algún depósito municipal hasta que se decidió su destino. Para mí que tuvo que ser más tarde del 55
Empujada por las obras, la fuente de la Plaza de Santiago
(trasera del Ayuntamiento), se trasladó a la Plazuela de San José
Tengo nítido el recuerdo infantil de haber visto los Curriños sin la fuente y -muy especialmente- el del enfado que me agarré cuando, al ponerla, estorbaba la visión de las aventuras de Chacolí y Gorgorito. Recuerdo mi indignación: "¡pero a quién se le ocurre poner ahí ese estorbo! 
Soy nacido el 14.12.49 y me extraña que fuera tan precoz. Así que seguiremos investigando.

2 comentarios:

Íñigo Sánchez dijo...

Estimado Patxi:
Al respecto de la fecha de colocación de la "fuente de los delfines" en la plaza de San José, José Joaquín Arazuri dice en "Pamplona, calles y barrios" (tomo III) lo siguiente: "En 1952, al derribarse el vetusto edificio del Ayuntamiento, se trasladó esta fuente de hierro a la plazuela de San José, en donde se puede contemplar, aunque mutilada en su parte superior". El mismo Arazuri lo repite con las mismas palabras en "Pamplona antaño". Por otro lado, en el "Catálogo Monunental de Navarra" (tomo V) se dice: "La fuente se trasladó a la plazuela de San José en 1952 desde la plaza de Santo Domingo, lugar en el que se colocó en un principio." ...aunque con una nota que remite a Arazuri.
En definitiva, parece ser que, basándonos en Arazuri, muchos hemos pensado que la fuente se colocó en 1952, pero realmente pudiera ser, como señalas tú basándote en los recuerdos de tu infancia, que el traslado tardara unos años. ¡Gracias por tu interesante aportación!

Patxi Mendiburu dijo...

Gracias, Íñigo, por tu comentario en el que tienes en cuenta mis recuerdos. Efectivamente, no tengo ninguna otra prueba. Pero, como digo en esta entrada, seguiremos investigando a ver si aparece algún dato que los confirme o desmienta. Un placer haberte saludado.