Páginas vistas en total

lunes, 9 de abril de 2018

La misión del avión estrellado en Peña (Navarra)

Wing Commander Donald Cecil Broadbent Walker

En el testimonio de Julia? sobre el accidente del avión estrellado en Peña, por tres veces se hablaba de bombas e incluso se insinuaba dónde podían haber sido lanzadas:
  • “Ya había gente y la Guardia Civil, pero ya no dejaban acercarse a nadie, pues había varias bombas”
  • “ya que por lo visto traía la misión -así lo mostraban las bombas- de lanzarlas sobre parte de Francia”  
  • “y si han quitado las bombas que eran solo de (IC?)”
Ello ha llevado a algunas personas a dar por bueno dicho testimonio de una persona culta, sin duda, pero que no era especialista en el asunto.
Precisamente, ese mismo año de 1943, en febrero, se había encontrado en unas obras en la plaza del Vínculo una bomba sin explosionar de la Guerra Civil. Es lógico, pues, que la Guardia Civil de Cáseda y Sangüesa, que llegaron -como la testigo misma reconoce- antes que ella, acordonaran la zona y que, para mantener a la gente alejada, hablaran de una posible explosión.

Por eso me he puesto a indagar y en las páginas que he visto sobre el tema nadie afirma que el avión que pilotaba Walker tuviera la misión de bombardear objetivos militares y, menos, población civil.
Pero aún me da más seguridad el informe que la Guardia Civil de Cáseda remite al Gobierno civil de Navarra:

"El aparato era bimotor de observación especial"
Si el objetivo del avión de Walker no era bombardear, sino observar, ¿podemos saber qué misión concreta tenía encomendada?
Os parecerá mentira, pero he conseguido un trabajo que nos lo dice con pelos y señales. Lo tenía además bien cerca: en la Revista Pregón. Pero el problema que tienen esos documentos es que sólo aparece en los buscadores de internet el título. Por eso, para poner el documento completo al alcance de todo el mundo, voy a pegaros lo esencial.
Su autor es Miguel Javier Guelbenzu y el título "El eterno descanso del piloto inglés en el cementerio de Peña":

PEÑA, 11 DE NOVIEMBRE DE 1943

A las 11:13 horas (20) del 11 de noviembre de 1943 Walker y Crow despegaron en su Mosquito desde la base de RAF Benson. Algunos textos señalan que el plan de vuelo incluía sobrevolar y fotografiar las fortificaciones de Modane, en Rhóne-Alpes al sur de Francia(21). No es posible que fuera así, ya que en esa fecha la localidad sufrió un duro bombardeo por parte de la RAF: "Nuestros bombarderos han realizado un intenso ataque contra el centro ferroviario de Modane, ciudad fronteriza francesa próxima a la entrada del túnel de Mont Cenis. El cielo estaba despejado sobre el objetivo y las primeras informaciones indican que el ataque se llevó a cabo satisfactoriamente"(22). Generalmente, los reconocimientos aéreos sobre blancos destruidos se realizaban a partir del día siguiente al de la operación, como así ocurrió en aquella ocasión.

La localidad francesa de Modane y su estación ferroviaria antes 
y después del bombardeo del 11 de noviembre de 1943
Entonces, ¿Cuál fue el destino real del Mosquito de reconocimiento? La respuesta nos la dio Ross Sharp, director de Ingenería de The People's Mosquito(23), una organización británica sin ánimo de lucro dedicada a restaurar y devolver al aire aviones DH 98 Mosquito: "La misión consistía en evaluar el daño a varios objetivos en el sur de Francia, después de ataques realizados por los bombarderos Lancaster de la Royal Air Force. En particular, el equipo Mosquito debía prestar especial atención al viaducto de Anthéor cerca de Saint-Raphael, en la costa azul, que constituía un vínculo vital entre el sur de Francia e Italia"(24). El primer ataque al puente de Anthéor se había llevado a cabo la noche del 16 al 17 de septiembre de 1943 con 12 bombarderos británicos Lancaster que habían despegado de Blida en Argelia. Tras vo-lar sobre las olas cerca de 900 kilómetros erraron sus disparos, por lo que Walker y Crow solo pudieron confirmar que el puente se mantenía intacto. El mando alemán había evaluado adecuadamente el interés estratégico del viaducto y, en consecuencia, el litoral de la Cornisa de Oro francesa que va desde Saint-Raphaél a Théoule-sur-Mer, estaba plagado de baterías antiaéreas con proyectores muy potentes. El pequeño tamaño del blanco, además de la complicada aproximación final por encontrarse entre colinas escarpadas, obligaba a los aviones a volar muy alto o muy bajo, lo que afectaba a su precisión. El viaducto Anthéor no fue definitivamente destruido hasta la mañana del 15 de agosto de 1944(25)
El viaducto de Anthéor en la Cornisa de Oro íntegro y en el estado 
en que quedó tras su destrucción el 15 de agosto de 1944.
Después de tomar las fotografías, el Mosquito debía dirigirse a Gibraltar para repostar y retomar el vuelo hacia su base en el Reino Unido. Pero no tuvo suerte. Todo parece indicar que fue alcanzado por antiaéreos ubicados en la zona de Toulouse, perdiendo uno de los motores. 
Mosquito DH 98 en llamas tras estrellarse
Los daños parecían graves, por lo que la tripulación decidió atravesar los Pirineos y, probablemente, intentar un aterrizaje de emergencia en el aeródromo de Berdún (?), distante de Peña unos 50 kilómetros en línea recta. Era un campo de aviación que habían edificado los levantados en la Guerra Civil y, con toda seguridad, aparecería en las cartas de vuelo inglesas. Tal vez por la complicada gobernabilidad del aparato por los daños sufridos se desviaron de su primer objetivo, e intentaron llegar a alguna de las extensas llanuras cercanas al valle del Ebro para posarse allí. Sobrevolando ya la España neutral, el avión comenzó a arder, así que decidieron abandonar el aeroplano. El problema era que dejar la nave era algo muy complicado ya que por el diseño de la cabina, no era posible salir directamente del habitáculo. Había que dirigirse hacia la parte trasera de la aeronave por un estrecho pasadizo arrastrando el paracaídas pero sin colocárselo hasta llegar a una trampilla desde donde saltar una vez ajustada la tela: "El wingco [Walker] era una persona de porte atlético y como piloto tenía que esperar a que su navegante saliera primero, ya que los estrechos confines de la cabina no ofrecían otras opciones. En esa etapa nunca habían practicado con el paracaídas, ni tan siquiera mientras estaban con su avión en los hangares(26). En primer lugar se lanzó el copiloto Crow, que aterrizó cerca de Sos del Rey Católico sin dificultades. Walker se lanzó al vacío después, con tan mala fortuna que la seda se atascó en la cola del aparato que se estrelló sin que el piloto pudiera zafarse.

NOTAS
20 Royal Air Force Commands. Recuperado de http://www.rafcommands.com/forum/ showthread.php?16990-Wing-Commander-DONALD-CECIL-BROADBENT-WALKER-544-Sqdn&styleid= 3
21 J. Fernández Duro, La eterna soledad de un piloto de la RAF en Relatos de aviación. Anécdotas, cuentos e historias divertidas, La Felguera, Madrid, 2015, página 48.
22 EFE, La Guerra en el mar y el Aire en ABC (12de noviembre de 1943), página 9.
23 http://www.peoplesmosquito.org.uk/
24 Agradecemos a The People' s Mosquito las informaciones recibidas por correo electrónico el 25 de enero de 2017.
25 Anthéor passionnément! La guerre á Anthéor. Recuperado de https://antheortr/ antheor-2/histoire/la-guerre/
26 Ronald H. Foster DFC CDG, Focus on Europe. A photo-reconnaissance mosquito pilot at war, 1943-1945. The crowood press, Cambridge, 2004. págs 33 y 34.

En resumen:
Mapa con los posibles desplazamientos del vuelo de Walker y Crow. En color azul
 el itinerario más improbable, pasando por Modane para dirigirse después hacia 
Anthéor. En rojo, el vuelo desde Benson a Anthéor y Peña

No hay comentarios: