Páginas vistas en total

domingo, 15 de abril de 2018

Zumba que zumbó y Uno de Lumbier

La guerra salía hasta en los cromos
Annual, Arruit, Barranco del Lobo... Y sobre todo Gurugú. Hasta pronunciar esos nombres malditos  da miedo y no presagia nada bueno.
Desastres terribles de las guerras con Marruecos donde dejaron la vida decenas de miles de españoles.
Esa carnicería dejó su huella literaria en unas cuantas magníficas novelas y multitud de canciones. Ya señalamos cómo la del 'Frente de Gandesa' tiene su origen en "Ven a los Cuernos de Xauen, que Abdelkrim tiene una fonda".
Incluso dejó su sello en la toponimia. Sólo en Navarra encontramos 24 topónimos (son dos páginas, desde Urritza a Monteagudo) con el nombre del Gurugú. Fijaos hasta qué punto marcó aquella tragedia.

Y una jota: Zumba que zumbó (Hnas. Flamarique)
Jota racial donde las haya (así la recuerdo, desde bien chico) y que intenta que la jota sirva de bálsamo para borrar recuerdos tan dolorosos para esas madres navarras, riojanas, aragonesas... que perdieron allí a sus hijos.
Aunque en la SGAE aparece como autor Fernando Hernández Vidal, compositor de algunas canciones, con una calle en Navalcarnero, sospecho que no es él por la sencilla razón de que en la BNE sus composiciones son de los años 60. Y esta jota tiene pinta de ser de los años 20, poco después de aquella carnicería. De hecho, las Hermanas Flamarique ya la grabaron en 1955, años antes de que F. Hernández Vidal publicara.
El dúo que siempre hacen estas mujeres de Tafalla, pioneras en la jota navarra, tiene algo que, ya desde niño, me llegaba muy adentro y me removía las entrañas.
El comienzo tiene versión aragonesa ("Un aragonés puso en su canción...") y navarra ("Un buen tafallés puso en su canción..."). Yo os presento la letra recogida por Valeriano Ordóñez en Alma lírica del pueblo:
Zumba que zumbó como de cañón,
en el Gurugú y el Africa entera;
un buen tafallés puso en su cantar
la sal de su tierra en una bella jota;  
los moros lloraban y también decían:
"¿qué jotica es ésta que nos roba el alma?";
y hasta se metió en el corazón
de una pobre mora que de pena llora.


Versión lumbierina: Uno de Lumbier... (por uno de Andosilla: Alberto Gurrea)
Algunos empiezan: "Uno de Sigües...". 
Otros, por "Uno de Mallén..."
Incluso hay quien se va hasta Teruel y empieza así: "Uno de Sarrión...".
Sin embargo, la hemeroteca parece dar la razón a los de Lumbier:

Diario de Navarra, martes, 6 Noviembre de 1928
Entre dos y media y tres de la tarde de ayer ocurrió un grave accidente en el puerto de Loiti, de la carretera de Pamplona a Lumbier.
Según nuestras noticias, habían salido de la capital dos camiones cargados de madera, y el segundo dió la vuelta al bajar la cuesta de dicho puerto, resultando heridos, a consecuencia del accidente, el chofer y los peones que iban con él.
Los heridos fueron trasladados a Lumbier donde se les prestó asistencia facultativa por el médico de aquella villa, don José Gómez Itoiz que apreció al conductor del camión José María Ibarrola heridas en la cabeza de pronóstico grave.
El peón Justo de Gracia tiene probable fractura de una pierna; y los demás peones no sufrieron más que ligeras contusiones que al parecer carecen de importancia.
Los dos heridos antes dichos fueron traídos después a Pamplona, ingresando en el Hospital en las primeras horas de la noche.

Bueno, pues al parecer, a partir de este evento que, como veis, no tuvo consecuencias fatales, la gente reinterpretó con cachondeo la noticia y, aprovechando la música de "Zumba que zumbó" la dejó así:

Uno de Lumbier se compró un camion,
a medias con otro, p’acarriar madera;
todo les fue bien, hasta que de pronto,
en el alto Loiti, se jodió la biela;
la culpa la tuvo el que lo guiaba,
que le dijo al otro: "tú eres tontolaba";
y el otro le dijo con educación:
"si soy tontolaba, tú eres un cabrón".

El gran Alberto Gurrea (que hoy cumple añitos: ¡¡¡FELICIDADES, MAJETÓN!!!) se ha prestado a cantarla. Pero, es que se ha pasado: en vez de cantarla de cachondeo, ha hecho una interpretación soberbia que me ha dejado boquiabierto. Yo creo que, a partir de ahora, no va a haber actuación de la se se vaya sin cantar Uno de lumbieeeerrrr...

2 comentarios:

Mikel Belasko dijo...

He compartido en el grupo de Sigüés de Facebook tu entrada, y además de tener una buena recepción, se van añadiendo nuevas letras.
En Sigüés nos queda la posibilidad de que Justo Gracia fuera de allí, ya que el apellido existía en 1932, pero no documento ningún Justo.
Sebastián Contín Pellicer añade este letra:
"Yo siempre la conocí como: uno de Saqués se compró un camión/ a medias con otro.... Todo le fue bien hasta Senegüé que en el puente Aurin..." Senegüé está al final del valle de Tena. El Aurin es el río que pasa al lado, tocando Sabiñanigo".
Y también se conoce la de Mallén que Montserrat Labarta la recuerda así: " La que yo me se es : uno de Mallen se compro un camion a medias con otro pa acarriar madera y al llegar a zaragoza , en el puente Piedra se rompio una rueda". Desde luego, la de Lumbier es la más "mecánica".

Patxi Mendiburu dijo...

Como has visto, he puesto enlaces a las tres versiones, además de la más documentada de Lumbier, que conocía: Sigüés, Mallén (ahí he encontrado tres vídeos) y Sarrión. Yo, desde luego, me he quedado conforme con el documento de DN que coincide bastante con la canción. La fecha de 1928 es también muy adecuada, ya que lo del Gurugú fue en 1909, y la jota tuvo que crearse en ese intermedio (1909-1928). Antes de acostarme, voy a pasar por la página de Sigüés. La verdad es que el asunto éste del camión hasta va a crear polémica jajaja. Gracias por tu interés